Instagram
Instagram

10 lecciones que aprendí en Instagram

Hoy me encontré con un fabuloso post de Ruella Maria en el que afirmaba que utiliza Instagram como una forma de autocuidado, lo que me llevó a pensar en todas aquellas lecciones positivas que he aprendido después de más de cinco años utilizando Instagram.

Fotografía Instagram

Como cualquier red social, Instagram ofrece todo tipo de contenidos y de información, aunque se asocia con los selfies y las fotografías de comida y viajes. Para mí es una especie de diario personal, de plataforma de microblogging, que vino a sustituir el uso que le daba en su momento a plataformas como Fotolog. Eso sí, a mucha mayor escala y con mayor control de mi marca personal, por lo que se ha convertido también en una especie de hobby experimentar y crear los contenidos que publico en mi perfil. ¡Pero basta de cháchara! Aquí tienes las diez lecciones que aprendí en Instagram:

  1. No es oro todo lo que reluce: Si bien no es nada nuevo que las modelos de las portadas de las revistas y de los anuncios de la tele han pasado por un equipo de maquilladores y de retoques digitales antes de que veas su imagen, es mucho más difícil asumir que una persona que no parece modelo profesional también ha retocado su imagen. Gracias a perfiles como el de Danae aprendí que hay mil y una estrategias para alterar la imagen que uno muestra en las fotografías y, lo más importante, que no hay ningún pecado en hacerlo. Eso sí, debemos reconocerlo y no compararnos con otros usuarios de esta red social.
  2. Crear comunidad e interesarte por lo que cuentan otras personas es muy bonito: Desde una amiga que publica una foto de sus vacaciones hasta un excompañero del colegio con el que retomé el contacto hace poco o una usuaria cuya habilidad para la fotografía me fascina, me encanta descubrir cómo viven su día a día. Esto ocurre sobre todo mediante las Stories, mucho más naturales e inmediatas, y que me permiten conectar con otros usuarios a un nivel mucho mayor que las publicaciones más elaboradas.
    Importancia Instagram
  3. Siempre hay una palabra amable: Instagram, en contra de lo que muchas personas piensan, está lleno de palabras bonitas y amables. Solo tienes que navegar por etiquetas como #bodyconfidence, #mequiero o #amorpropio si necesitas un boost de energía.
  4. ¡Pedir ayuda es importante!: Y si no fuera por las cuentas de psicólogas brillantes a las que sigo por Instagram, no lo tendría tan presente. Mi favorita es, sin duda, María Esclapez.
  5. Nunca es tarde para aprender: Las cuentas de Instagram dedicadas a la divulgación científica y artística me enganchan muchísimo, ya que sus publicaciones son pequeñas cápsulas de conocimiento que aparecen cuando estoy haciendo scroll en mi teléfono y menos me las espero.
  6. Cómo expresarme a través de la moda: Instagram me pilló en un momento muy experimental con mi apariencia física, y me ha acompañado a lo largo de diferentes cambios de estilo y renovaciones de armario, siempre con el ojo puesto en otros usuarios de la red que me inspiraban y me enseñaban con sus propios conjuntos.
    Inspiracion moda
  7. Deconstrucción: Gran parte de mis conocimientos sobre género y feminismo se los debo a las publicaciones que diferentes autoras realizan en sus perfiles de esta red social. Desde ahí es trabajo mío investigar y profundizar, pero gracias a artistas y divulgadoras de todo tipo he abierto los ojos ante mi propia realidad y la de quienes me rodean.
  8. Ecología: En la misma línea, Instagram me ha abierto un mundo de recursos de información, inspiración e ideas para llevar una vida lo más ecológica y sostenible posible. Sin las cuentas de Instagram que hacen especial hincapié en la ecología, estaría aprendiendo muchísimo más despacio.
  9. Arte en todos lados: Las fotografías espectaculares y las ilustraciones más emotivas siempre tienen lugar en mi feed de Instagram. Dicen que los médicos recomiendan una dosis de arte al día y, si no lo dicen, me lo invento yo.
  10. Motivación: No sé si esto se aprende o si, más bien, se adquiere, pero contar con una plataforma en la que poder expresarme a través de mis fotografías, mi aspecto estético y mis textos, todo en uno, me anima a mejorar y a esforzarme en estas cuestiones, sin dejar de tomármelas con la diversión y el relax que me aportan.

Y tú, ¿alguna vez has pensado en qué lecciones has aprendido en Instagram?

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *