Redacción/Copywriting

Redacción: No cometas estos errores

Todos cometemos errores al redactar, pero es fundamental tener presentes los más comunes y cómo evitarlos. Hoy te cuento algunos de estos fallos, más allá de la ortografía y la gramática, para que te asegures de que no tienen cabida en tu blog.

  1. Repeticiones de palabras en poco espacio: Cuando hablamos no se nota, pero si en dos o tres frases escritas repites una palabra, queda fatal. Lo vi recientemente en un juego de mesa, en el que la descripción de una carta utilizaba las palabras “amenazar” y “amenaza” en  dos oraciones seguidas. Y, si te fijas, verás que tú también cometes este fallo, ¡yo he estado a punto de hacerlo dos veces mientras redactaba este punto!
  2. Abusar de las mayúsculas: Evita utilizar mayúsculas en aquellos términos en los que no es necesario y, sobre todo, no las utilices de forma continua. En Internet, escribir una palabra entera (salvo que sean siglas) o una frase completa solo con mayúsculas equivale a gritar. Y sí, en los títulos también se aplica esta norma.
  3. No utilices palabras rimbombantes para demostrar o que parezca que controlas el tema. Si deseas utilizar un lenguaje elevado, hazlo cuidadosamente, ya que no se corresponde con nuestra forma habitual de expresarnos y puedes cometer errores gramaticales o utilizar palabras con significados que no les corresponden. En ese caso, revisa tu texto con más atención y consulta la más mínima duda que te surja.
  4. Vigila el sujeto: No puedes escribir tu texto dirigiéndote directamente al lector, en segunda persona del singular, y de la nada pasar a hablar en tercera persona del singular, ya que denota falta de atención y cuidado.
  5. Ojo con las referencias temporales: Si estás escribiendo un texto de actualidad, fechado (como un post en un blog, que se puede contextualizar con facilidad en un tiempo específico), no tienes de qué preocuparte. Pero si estás redactando un texto fijo, evita hacer referencias a cuestiones de actualidad, o tu texto caducará antes de lo que imaginas.

La próxima vez que redactes un texto ten en cuenta estos posibles errores a la hora de revisarlo. ¡Nos leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *